LITO ORTIZ: “EL CABALLERO DEL FOLCLORE

 

 

por: Aida Lara

Comunicadora radial/Docente

 

 

Hipólito Espínola Ortiz, más conocido con el nombre de Lito Ortiz, nació en Piribebuy, el  13 de agosto de 1930. Fueron sus padres, Zoilo Espínola y Eladia Ortiz. Pasó los primeros años de su niñez en su ciudad natal, donde con sus hermanos hicieron la escuela primaria. Hizo conocer sus dotes artísticas en las veladas escolares. Aparte del canto y  de la música, también transitó por otras disciplinas como el boxeo. En ese sentido, en la década del 50, del siglo pasado,  comenzó practicando el box amateur, en el Boxing Club Paraguayo, bajo la dirección de los Hnos. Ramírez Islas, en el local que funcionaba sobre las calles, Gral. Díaz y 14 de Mayo. Más tarde, este deporte lo consagraría en el monumental “Luna Park” de Buenos Aires, bajo la tutela de los hermanos Porzzio, quienes también  tuvieron como pupilo, a otro astro del boxeo de los pesos livianos, José María Gattica, en la época dorada del pugilismo argentino.

 

Sus primeros años fueron duros. Lito hizo de todo para sobrevivir en la gran urbe. Practicó el boxeo hasta los 20 años, trabajó en una fábrica textil, que por la simpatía que despertó entre sus compañeros, formó parte del grupo sindical de la fábrica, resultando electo Secretario General del Sindicato de trabajadores de dicha empresa, ganando nada menos que por 5000 votos de los militantes descamisados. Epoca de oro de la era peronista. Al ser derrocado éste en un alzamiento militar, Lito Ortiz fue arrestado   y confinado, deambulando por diferentes ciudades de la gran urbe argentina. Así estuvo por las cárceles de  La Plata, Munrro y finalmente Carapachai, lugar éste, donde recuperó la libertad, después de un año y medio de encierro, por su condición sindical.

 

Hacia el año 1951, Lito Ortiz participa de una peña folclórica en la quinta de un amigo de nombre  Leandro Achar, era un lugar de encuentro de todos los paraguayos. Allí se reunía lo más granado de la música paraguaya  y argentina. En ese momento estaban en la reunión, Florentín Giménez, el maestro José Asunción Flores y otros. Cuando le escuchó el maestro Flores, cantando “Paloma Blanca” de Neneco Norton, se interesó vivamente en sus cualidades vocales, solicitando a Florentín Giménez que lo integrara a su orquesta como cantante. 

 

Podemos decir que allí comenzó todo. Lito Ortiz, pasó a formar parte de la orquesta gigante de Florentín Giménez, cantando a dúo con Oscar Escobar por el lapso de tres años, con singular suceso.

 

 En el año 1955 pasa a integrar el Trío “Amerindia” dirigida  por Julio Ortiz  Arias, el arpa de Enrique Samaniego y Lito Ortiz, donde realizaron importantes giras artísticas por toda América del Sur y Centroamérica. Con este grupo, se presentaron en programas de radio, centros nocturnos y conciertos.

 

En el año 1957, Lito Ortiz forma su propio conjunto con el nombre de: Lito Ortiz  y “Los Vega”, que duró por espacio de  siete años. Para estas presentaciones, contrató especialmente al arpista Marcos Vega, con el propósito de llegar hasta los Estados Unidos. En México cumplieron importantes contratos y grabaron tres LPs. con música paraguaya. Participó en dos películas, donde cantó “Recuerdos de Ypacarai” y Que será de ti”.  Después de estas experiencias Lito Ortiz vuelve al Paraguay, donde se presenta en diferentes lugares nocturnos, programas de radio y grabaciones de discos.

 

Lito Ortiz, “El caballero del folclore”, recorrió varios países europeos como España, Francia, Alemania, Inglaterra hasta llegar a la entonces URSS, con la música y el canto popular como única credencial válida.

 

Grabó alrededor de 130 LPs. Con música paraguaya y 10 LPs. Con canciones internacionales, hoy trabajando en la recuperación en el formato CD.

 

También se destacó como compositor, siendo de su autoría los temas: “Para ti Piribebuy”, “A mi bella Horqueta”, “Por tu regreso”, con Enrique Samaniego, “Asuncena bella”, con Tomás Méndez, “Volveré Asunción”, entre otros.

 

Lito Ortiz, nunca dejó de cantar, toda su vida fue una canción y sigue permaneciendo en ella.

 

Aída Lara

(soloendomingo@hotmaill.com)

 

Asunción, Junio de 1980.    

 

 

ACOTACION DE FA-RE-MI: Por gentileza de Lito Ortiz, se le puede escuchar, en MP3, cantando Canción del Bohemio (obra musical de D. Gómez Serrato/Heminio Giménez;  que pertenece a uno de sus numerosos CDs: “Asi canta LITO ORTIZ; Vol.1 -Joyas musicales del Paraguay”;  Sello: LIOR; Asunción, Paraguay).

 

¡Gracias Lito! Siempre te recordamos con cariño por los barios asuncenos de Recoleta y Villa Morra!