DEL PARAGUAY PROFUNDO

Sin Historia no hay futuro (bgs)

No es una casualidad que la
destrucciˇn de los recuerdos
es una de las medidas tÝpicas
de la dominaciˇn totalitaria.

   Juan Bautista Metz

  EL ALMA Y LA PALABRA (X)

"En idioma guarani, ˝e'e significa "alma" y tambien significa palabra. La palabra vale -dice un indÝgena avß-guaranÝ, en el Paraguay- porque es nuestra alma. No necesitamos ponerla en un papel para que nos crean", cuenta Galeano, y sentencia: "Oral o escrita, la palabra puede ser instrumento del poder o puente de encuentro".

Eduardo Galeano

(x) Fragmento de un comentario sobre el conocido escritor uruguayo Eduardo Galeano, en un cable de la DPA (Montevideo, 25.06.99)

 


 
 

CRISTOBAL PIRIOBY (x)






CRISTOBAL PIRIOBY ( Serß "PirÚhogŘi" ?). Sacamos su biografÝa del trabajo de Antonio Monzˇn (79.xx). Era hijo de MarÝa Guayrocˇ y Agapito PirihovÝ. Naciˇ en San Carlos en el a˝o 1764. Su aprendizaje musical lo hizo con alumnos de los jesuÝtas, pues Ústos fueron expulsados tres a˝os despuÚs de su nacimiento. Casˇse con MarÝa Mo˝o, a los l6 a˝os, que era la edad aconsejada para el varˇn por los jesuÝtas. Poco despuÚs de casarse dirigiˇse a Buenos Aires para intentar la suerte. Progresˇ rßpidamente. Para contribuir el Úxito cambiˇ su nombre por el de JosÚ Antonio Ortiz. Vistiˇse a la moda.Contaba con cuatro sombreros, dos de ellos de copa alta. Dos hermosas capas de anafalla. Calzones de "raso negro y lila azul turquÝ". Medias de seda rayadas de colores, de procedencia inglesa, etc. Dos relojes, ambos de plata. Zapatos con hebillas de plata. Adquiriˇ un caballo overo, atendido por el "negro Roque", su criado.

En la puerta figuraba una chapa de "Maestro Clavista". Triunfˇ rßpidamente el indiecito guaranÝ, y su fama se extendiˇ.
Ense˝aba canto, clave, violˇn, espineta y guitarra. Ademßs fabricaba instrumentos musicales en su taller. Cuando muriˇ figuraban en el inventario:" dos claves de cedro, uno acabado y otro por acabar, el uno de martillo, y el otro de pluma; una espineta asimismo de cedro, encordada; tres guitarras reciÚn terminadas, etc."…

El a˝o 1794 le fuÚ fatal. Una traicionera enfermedad lo matˇ. Su mÚdico fuÚ el distinguidÝsimo Dr. Cosme Argerich. PirÚhogŘÝ no habÝa vuelto a sus pagos. Su testamento lo previˇ todo. La mitad de sus bienes para su esposa. Con la otra mitad indicˇ exactamente, cˇmo deseaba descansar: la mortaja adquirida en el Convento de San Francisco; sepultura de sus restos en la Iglesia de Montserrat; oficio de un funeral el DÝa de las ┴nimas por parte de Fray Francisco de Paula Gontiz˙ en Nuestra Se˝ora de la Merced; 14 misas rezadas por igual n˙meros de sacerdotes el "dÝa de la honras f˙nebres",etc…..-

Su biblioteca musical era surtidÝma. Haydn, Boccherini, Clementi, Stamitz, Pleyel, etc. En toda clase de instrumentaciˇn. Su conocimiento musical fuÚ extraordinario.

(x) Del libro: "M˙sica y M˙sicos del Paraguay" (pßg.61), del Dr.Juan M.Boettner. Para mßs informaciˇn, haga click sobre lo subrayado.
(xx) No.79 de la BibliografÝa. Concepciˇn Leyes de Chaves. Entrevistas personales.1955.
(xxx) Las fotos que se reproducen con este escrito, no pertenecen al libro.


JULIO D. S┴NCHEZ (1908-1982)
De izq.a der.: Julio D.Sßnchez, Emiliano R. 
Fernßndez y Francisco Barrios "Gualamba˙".-

Luego de la desgraciada guerra civil paraguaya (1947) proliferaron en los barrios de Asunciˇn, las llamadas Guardias Urbanas, grupos de simpatizantes del Gobierno, vencedor-?- de dicha contienda. Al caer la noche salÝan a recorrer las calles para exigir "documentos" -!- a los transe˙ntes.

En la esquina de las calles Choferes del Chaco y Las Perlas (Barrio Recoleta), existÝa un almacÚn que vendÝa tambiÚn ca˝a al "menudeo" (ca˝a: aguardiente hecho de ca˝a de az˙car, que si no es de mediana calidad, roza al alcohol). Julio Desiderio Sßnchez, conocido liberal, aunque nunca hiciese campa˝a proselitista, entrˇ a dicho lugar para hacer una visita a "La Blanca" (la ca˝a). Entre charla y charla, traguitos van, traguitos vienen, la noche fue cayendo - era en el corto invierno paraguayo- sobre la ciudad capital. El hombre ya estaba ligeramente "empintonado"( camino a embriagarse), situaciˇn de la nunca pasaba, aunque su casa quedaba a escasos cien metros. En eso irrumpe en el lugar un grupo de la Guardia Urbana ( 4-5 personas), y a viva voz exigen "documentos"!. Como don Julio era la ˙nica persona que se encontraba en el mostrador, y viÚndose perdido, como si lo hubieran cazado irremediablemente, alicaÝdo, respondiˇ: "Adiˇs- mante saco-h˙" ( "Adiˇs mi saco negro", que era el que tenÝa puesto), pues sabÝa que iba a ir a la comisarÝa para aclarar su situaciˇn. Sin embargo, y como era un viejo conocido del barrio, y ademßs querido, pues era un bohemio impenitente, no le exigieron nada. Le dijeron que como ellos iban "hacia arriba" (direcciˇn a Villa Morra, donde quedaba su casa), se ofrecÝan para acompa˝arle.

Aceptˇ inmediatamente el convite, y luego de pagar su consumo, y dar las buenas noches, dijo que era la primera vez en su vida que iba a llegar a su casa "con absoluta seguridad".

No hace mucho -1995- , y a iniciativa de FA-RE-MI , una calle de la ciudad de Asunciˇn, a escasos 50 metros donde viviera don Julio, lleva su nombre. Creemos nosotros, que tambiÚn los hÚroes anˇnimos de la vida diaria, deben recordarse. (bgs).

He aquÝ una obra musical (en guaranÝ-joparß) de Emiliano R. Fernßndez, que Julio D. Sßnchez le pusiera m˙sica:

Emiliano-re

ĐES┌ JHAPE (x)


I

Đes˙ jhape ne rokeme
Ay˙ ro felicitß
Aruvo ndeve guarß
Ne santo ara guajheme
Co ivispera pyjharÚpe
Tupaˇ pe o repicß
De incomparable alegrÝa
O anunciß ne nacimiento
Tu llegada en este templo
Como el sol de un bello dÝa.

II

Se oye el coro del cielo
De melodiosos clarines
Los ßngeles y serafines
OpurajhÚi sin recelo
Ojhechß pypÚ en este suelo
No nacei otro nde yavÚ
Jha upÚro nde resapÚ
Junto los cuatro elementos
Y feliz ne nacimiento
UpÚgui angaitÚpeve.

III

Los astros del firmamento
Pe yvaga o muataindy
Todas las plantas ypoty
JhenyjhÚ de mil contento
Refleja el l˙cido centro
El sol con sus resplandores
De plateados fulgores
O despertß en el Oriente
Jha nde lucero naciente
Reina de todas las flores.

IV

Allß en el confÝn lejano
O resonß esta alegrÝa
De susurros y poesÝas
O mombay el mundo cristiano
Y en el jardÝn soberano
Tupasy nde rovasß
Upegui rey˙ jhaguß
Fragante y majetuosa
Como ma˝anera rosa
Ape nde poty yerß.

V

El mundo en movimiento
O ˝e cambiß de carrera
O˝esumbß hasta las fieras
Jha o loß ne nacimiento
Y entre los pliegues del viento
Alabanza ˝a jhend˙
Ndeveguarante oguer˙
De la inmensidad lejana
Jha nde estrella temprana
Yvaga pygui rey˙.

Letra: Emiliano R. Fernßndez

M˙sica: Julio D. Sßnchez

╔xito: Vargas-SaldÝvar
(x) Respetamos la versiˇn original, en la grafÝa.





Parte grßfica donde puede apreciarse el letrero que lleva el nombre de Julio D. Sßnchez, en una de las calles de Asunciˇn (Paraguay), Barrio Recoleta. (Foto: Maximino Simˇn Onieva).


De izq. a der.: Julio D. Sßnchez, Petronilo ("Petrˇleo") Romßn -?-, Francisco Barrios ("Gualambau"), y un guitarrista recoletano, cuyo nombre lamentamos no recordar. Sobre el instrumento Gualanbau, que se ve en la foto, que hoy casi ya no se usa, ver el libro: M˙sica y M˙sicos del Paraguay del Dr. Juan Max Boettner. Haga click sobre lo subrayado. La secuencia grßfica corresponde a una actuaciˇn de estos artistas de "la guardia vieja" en el Teatro Municipal (Asunciˇn, Paraguay), a fines de los a˝os sesenta.

Julio Desiderio Sánchez, nació el 11 de febrero de 1.908, en Asunción,
y falleció el 5 de enero de 1976, en la misma ciudad.


 
Emiliano-re MEMORIA VIVA

GUAVIR┴ POTY

EMILIANO R. FERN┴NDEZ, el mayor poeta de nuestro paÝs,
escribiˇ a una bella maestra un poema. Ella le dijo que se llamaba
Dominga. Pero su verdadero nombre era Mˇnica Grance.





Emiliano F. Fernßndez -cuyos restos acaban de ser trasladados a la tierra que lo vio nacer, Yvy Sun˙, GuarambarÚ - tuvo muchos oficios en su vida de caminante: carpintero, hachero, alambrador, carrero,m˙sico, pero sobre todo poeta. Pocos, sin embargo, recuerdan que fue tambiÚn periodista.

En 1930, cuando trabajaba en el periˇdico de Facundo Recalde, Úste le ordenˇ:" Tereho Mercado pe eheka ˝andÚve noticia". AllÝ funcionaba la Radio so┤ ˇ, actualizada cada ma˝ana con informaciones frescas. El hombre de prensa se encontrˇ allÝ con un amigo que, sin vueltas, le invitˇ:" Aha aÝma Caballero pe. Jahßma jaguatami". Para quÚ. Emiliano se olvidˇ del encargo recibido, debiˇ ˙nicamente dos vasos de aloja y pocas horas despuÚs ya estaba alojado en el tren que lo llevaba a tan sorpresivo destino.╔l era asÝ.

En Caballero -Departamento de ParaguarÝ - pasˇ varios dÝas.Ndouvei. Serenatas aquÝ, farras allß. No habÝa ning˙n motivo especial que lo retuviera hasta que en Guavirß, una compa˝ia no alejada del pueblo, se cruzˇ con una maestra, a la vera de un arroyo. La joven era hermosa. TenÝa 19 a˝os, y regresaba a su casa en compa˝ia de sus alumnos. Llevaba luto por la reciente muerte de su tÝo Benigno Piraggini, seg˙n relatˇ ella misma. Emiliano ni siquiera dudˇ en acercßsele y conversar con ella. Por cortesÝa, ella dejˇ que le acompa˝ara hasta la tranquera de su vivienda. "NderÚi gueteri chÚvee nde rÚra", le reclamˇ Emiliano antes de despedirse. "Dominga ko che hÝna", le mintiˇ ella.

Unas noches despuÚs de ese encuentro, las guitarras sonaron al pie de las rejas de la docente. Eran Emiliano, Cornelio RuÝz DÝaz y Roque Valdez. Dos m˙sicos del lugar. Le hizo escuchar por primera vez Guavirß Poty, que, sin duda, estaba dedicaba a ella. El timbo jero┤ß del trayecto y la alusiˇn de su ropa negra -"ijao humÝva- no permitÝan dudar.

Ya Emiliano se quedˇ sin plata y no podÝa regresar a la capital. Como si nada hubiese pasado, le enviˇ el poema a su director, para que lo hiciera publicar en Ocara potycuemi. Y de yapa, le pidiˇ sus haberes como empleado. Recalde, enojado, usˇ su poesÝa para decirle Caballero pueblo nde sueldo omopeva. El poeta entendiˇ perfectamente: estaba despedido.

La maestra de la historia se llama Mˇnica Carmen Grance, hoy viuda de Villalba. Vive en Asunciˇn. Cuenta 85 a˝os que no parecen tantos. Ella afirma categˇricamente que el poeta escribiˇ a su nombre, aun cuando ella le habÝa dicho lo primero que se le ocurriˇ, al llegar a su domicilio. Por eso la dedicatoria dice: "Dominga pe ohomÝva".

Laureano Fernßndez, uno de los hijos de Emiliano, sin embargo, afirma que estaba dedicada a Dominga Lugo, de Zabala CuÚ, hoy Fernando de la Mora. El contenido del texto revela que alguna razˇn podrÝa tener tambiÚn. Lo mßs probable es que Emiliano haya mezclado dos situaciones, jugando con la ambigŘedad. Como due˝o de su obra, podrÝa haberlo hecho. O tal vez cambiˇ parte del contenido de lo que cantˇ en la serenata, para expresar su nostalgia por la que recordaba desde lejos. QuiÚn sabe. Es parte de esa leyenda que acompa˝a a los grandes creadores.
 

  Mario RubÚn ┴lvarez


 

GUAVIR┴ POTY
Dominga-pe ohomÝva


I

Che mbarakßmţ asyete nde p˙va
ReikuaapaitÚva che mba┤Ú mbyasy
AropurahÚita ku ahayhuetÚva
Mombyry opytßva Guavirß Poty.

II

Timbo jero┤ a tape ßri oţva
UpÚpe vaicha osŕ o˝embo┤y
Che kamba porß ijao humÝva
RyakuÔ porÔite Guavirß Poty.

III

Caballero pueblo che pepo mopŕva
Ikatuve yva nde hegui aveve
MitÔ tyre┤ yicha chembopadecÚva
Ahechave┤yre ku Zabala CuÚ.

IV

Ko┤yte ko┤yte rohechaga┤˙va
Al meno ko┤aga oikÚma ro┤y
Eju che camba che mongÚra irűva
Ani ne ˝a˝a Guavirß Poty.

V

Anike ere mombyry aimÚre
Ha┤e ja┤ohoitÚma ndouvÚi hagŘÔ
Ani repena ko yvy apÚre
Ndaipori ku˝a rekoviarÔ.

VI

Che mbarakßmţ asyete nde p˙va
EmokÔna chÚve ko che resay
Topi chehegui mba┤asy a˝and˙va
Ahechaga┤˙gŘi Guavirß Poty.

Emiliano R. Fernßndez

(x) Del diario "┌ltima Hora" (El Correo Semanal) l5-16 de Agosto de l998, Asunciˇn, Paraguay.

Mßs sobre Emiliano (haga click sobre subrayado)


  FIGURAS de ayer y de hoy (x)

JORGE LUIS BORGES

No le era extra˝o el Paraguay





Jorge Luis Borges (1898-1986) es uno de los autores emblemßticos de LatinoamÚrica. Sus obras "El Aleph", " El oro de los tigres", "Los conjurados", "El libro en arena", " Historia de la infamia Universal", entre otras, ya son piezas de la literatura universal.

Don Borges tenÝa mucha informaciˇn sobre el Paraguay, un paÝs que pareciˇ interesarle en sus largas conversaciones. Incluso se casˇ por poder en 1984 en nuestro paÝs con MarÝa Kodama.

En una nota aparecida en el libro "La palabra, primer territorio de AmÚrica", del periodista Armando Almada Roche, notamos que la erudiciˇn de Borges dejaba entrever que conocÝa aspectos muy se˝alados. En la referida entrevista le dirÝa al periodista: " Yo sÚ decir en guaranÝ pyjharÚ porß y ku˝ataţ porß.Yo era muy amigo del doctor Pablo Max Insfrßn, muy amigo. Cuando yo quise saber la etimologÝa de yaguaretÚ, el verdadero tigre, le preguntÚ por quÚ llamaban yaguß al perro, si antes de los espa˝oles no existÝan en AmÚrica. Yo conocÝ a Pablo Max Insfrßn en Texas, en la Universidad de Austin, donde fuÝ a dar unas clases."

ConocÝa y confesˇ haber leÝdo varios libros sobre Gaspar RodrÝguez de Francia. "Dicen que Úl decÝa: "El Paraguay no quiere paz ni guerra con nadie.". Encerrˇ al Paraguay, a hacha y martillo. Gracias a su polÝtica aislacionista desarrollˇ y enriqueciˇ al paÝs. Era un hombre muy culto."Mßs adelante agrega Borges: "El perÝodo de Francia lleva su sello que le da caracteres inconfundibles y lo distingue de todos los tiempos de la historia del Paraguay.".

Borges pensaba sobre la Guerra Contra la Triple Alianza que "a pesar de ser yo pariente de Mitre y admirador de Gran Breta˝a, reconozco que el Imperio britßnico fue, sin duda,el principal beneficiario de la destrucciˇn del Paraguay de los Lˇpez.

Sus lecturas eran asombrosas. Cuando el columnista Almada Roche le pregunta sobre quÚ querÝa decir Paraguay, Úl rebusca en su memoria tejida de infinitas lecturas. " Las mßs corrientes, acaso por lˇgicas, son dos. Dice la una que viene de las voces payaguß Ú. Era de los Payagußs, antes de la Conquista; naciˇn fuerte, aguerrida y marinera, dominadora de parte considerable de la cuenca del rÝo Paraguay. Y, en guaranÝ, es agua, y rÝo por extensiˇn; de aquÝ, Payaguß-y, o rÝo de los Payagußs. Con el tiempo, y si duda por eufonÝa, la y de Payaguß se transformˇ en r, y ya tenemos Paraguay."

Sin dudas, Borges era una persona ilustrada.

CÚsar Gonzßlez P.





(x) Del diario "┌ltima Hora" (El Correo Semanal), del 25/26 de Agosto de l998,Asunciˇn, Paraguay.

COMENTARIO DE FA-RE-MI:

CorrectÝsima la observaciˇn de Borges sobre el yaguaretÚ, que el mismo diccionario dice: "yaguar, del guaranÝ yaguaretÚ". Efectivamente, los guaranÝes no conocÝan el perro. YaguaretÚ, traducido en forma literal , quiere decir: yaguß, perro, y retÚ, cuerpo; ergo: cuerpo de perro. TalvÚz a Borges se le haya pasado por alto la poderosa influencia de los jesuÝtas que convivieron con los guaranÝes desde 1609 hasta 1767, y ellos fueron los primeros en sistematizar el idioma nativo, por ej.,el libro de Fray Bola˝os, y en especial del Padre Antonio Ruiz de Montoya ("Tesoro de la Lengua GuaranÝ", entre otros).

Casi dos siglos de coexistencia es tiempo mßs que suficiente para que por empatÝa/eufonÝa, que el animal que conocÝa el nativo, seguramente con otro nombre, onomatopÚyico casi siempre, los jesuÝtas insistÝan en llamarlo "ese animal parecido al cuerpo del perro", quedßse en yaguaretÚ, tambiÚn para los guaranÝes…- Salvo mejor parecer..-

 




 

Memoria Viva

REVOLUCIËN DEL PARAGUAY:
Ojuh˙vante ogueraha (x)

Es un poema bilingŘe, sin tÝtulo ni autor conocidos.
Consta de diez estrofas de ocho versos y hace alusiˇn a la tropelÝas
de las revoluciones, en busca del ”requecho”.

por: Mario RubÚn ┴lvarez


La oratura -en oposiciˇn a literatura, que tiene que ver con las palabras escritas- es ese mundo que circula ˙nicamente por la arteria de lo oral. Los depositarios de relatos, canciones, poemas, fßbulas, refranes, costumbres y otras expresiones populares, tan sˇlo apelan al recurso verbal para comunicarse con los demßs. De hecho, la oralidad es su ßmbito natural y ni siquiera existe en sus protagonistas la mßs mÝnima intenciˇn de trasponer sus lÝmites.

En tren de aproximaciˇn a esa oratura tan rica, tan vasta y, al msmo tiempo, tan desconocida como apeligrada por la extinciˇn, tropezamos con una joya de la creatividad popular. Con la guÝa de VÝctor Barrios, acusioso y obsesivo compilador de expresiones populares orales, en el Departamento de ParaguarÝ sobre todo, anclamos en Carapeguß. AllÝ, don Eugenio Ibarra, que en 1993 contaba con 89 a˝os, sacˇ de su memoria un compuesto que, posiblemente, pervivÝa ya tan sˇlo en su l˙cida mente.

El poema es bilingŘe, sin tÝtulo ni autor conocidos, probablemente musicalizados, consta de diez estrofas de ocho versos-salvo una, donde la memoria del informante no pudo recuperar Ýntegramente lo aprendido de sus hermanas, que ya murieron-, generalmente octosilßbicos y con rimas ocasionales. Hace alusiˇn a las tropelÝas y violencia que traen consigo las revoluciones, en busca del famoso requecho, usando como referencia expresa la lucha fratricida de 1904, en la que los liberales se apoderan del poder, que hasta entonces estaba en manos de los colorados.
 
 

DE LA REVOLUCIËN; RELATO

Iban llenar la frontera
de la Provincia de Corrientes
mucho necesario era
huirse del Paraguay
porque siempre ndofaltai
la iponcho ombojerÚva
umi icobardevÚva
que no tiene corazˇn.

Pero habiendo la ocasiˇn
umÝa oiko hÔtÔve
ho┤a porÔmi reheve
son verdadero adulˇn
muchos habrßn por aquÝ
que anduvieron en ese enredo
y para mayor acuerdo
hetaite opyta koli.

kavaju jepe o˝e˝apţ
por la interÚs de la cerda
porque galleta ha yerba
upÚramo ojupi
ha es precioso avei hembymi
para la ca˝a o ginebra
varios ofrecieron su servicio
a esa revoluciˇn.

osŕ hÔgua en Comisiˇn
ojapˇvo perjuicio
alguno porque ijoficio
otro por ser vecindario
o por ser parte contrario
prensa ahÚnore ojepovyvy
oporomyasŕ syry
esto bueno voluntario.

buscando por todos lados
de lo llano y de la sierra
lo elemento de guerra
gente, kavaju, recado,
prÚnta mini chapÚado
sortija ha namichÔi
revoluciˇn del Paraguay
ojuh˙vante ogueraha.

bombilla ha ka┤ygua
y por fin todo lo que hay
llevaban cuanta chucherÝa
aunque cosa no e de veres
violaban las mujeres
la cosa mßs porquerÝa
reÝmante la porfÝa
ni ˝amyangekˇi difunto.

porque no hay cosa justo 
en esa revoluciˇn
icobardevÚva ocasiˇn 
de vengarse alg˙n disgusto
ya no habÝa amistad
obligaciˇn ni vecino
ha┤ekuÚra ko itÝno
oikuaa mßapa iprÚnda heta.

oho haguÔ oarrebata
bota, poncho y sombrero, 
guasca, curtido y cuero,
lazo, coyunta guive
tymasÔre oikotevŕ
para ser bueno guerrero.

Dispense se˝ore mÝo
suplico en primer lugar
ani pejedisgusta
ha┤e haguÚre la verda
oikoakue en la revoluciˇn
que me habÝa de dispensar
porque ciertogua he┤Ýva
ndopecßi ni venial.

(x) Del diario ”Ultima Hora” (El Correo Semanal), 28-29 de Noviembre de 1998, Asunción, Paraguay.

 

!Qué linda es mi bandera!
-Cántico escolar-

-I-

Bandera de mi patria tan querida
Bandera de mi cielo guaraní.
Emblema sacrosanto de mi vida
sabremos defenderte hasta morir.
Enseña tricolor de mis amores
en tí se representa mi heredad.
El Rojo simboliza la Justicia,
el Blanco la Paz y el Azul la Libertad.
Qué linda es mi bandera paraguaya!
a su sombra generosa sueño la felicidad.

-II

En el escudo ostenta un gorro frigio,
Dice “Paz y Justicia” y un gallardo león.
En el anverso la palma y el olivo,
la estrella de bonanza, simbolizan mi nación.

-I bis-

Los Yegros, Dr. Francia y Caballero,
velaron tu nacer tu nacer el Mayo aquél,
Iturbe, Molas, Troche y otros héroes
sus esfuerzos ofrendaron a tus pies.
Los López contemplaron orgullosos
surcar en el progreso tu flamear.
El Mariscal de Acero dió su vida,
defendiendo hasta la muerte a su amado Paraguay
El temple de tus hijos, mi bandera
tornará la dicha plena a mi hermoso Paraguay.

Letra y Música:

Mauricio Cardozo Ocampo.