Breve Recordaciˇn

 

TEODORO S. MONGELËS (X)

 


Hijo de Catalina Mongelˇs, naciˇ en YparacaÝ el 9 de Noviembre de 1914, y fue bautizado en su pueblo natal, en Diciembre del mismo a˝o y anotado en el libro No. 6 al folio 45.

HuÚrfano dede temprana edad, desarrollˇ distintas tareas propias de los ni˝os para ganarse el sustento. Su maestra de grado refiere que lo que mßs motivaba a Teodoro era escribir poesÝa. Mientras las otras asignaturas no merecÝan la atenciˇn de este alumno, sÝ el conteo de sÝlabas de las poesÝas que escribÝa demandaba toda su atenciˇn.
En el mundo de la expresiˇn artÝstica, transitˇ por distintos caminos. AsÝ fue guitarrista, clarinetista, flautista, mago, prestidigitador y actor. Como tal, integrˇ la compa˝ia de teatro de Julio Correa, y compartiˇ actuaciones con Mirna Veneroso, en quiÚn se inspirˇ para componer los versos de Nde Resa Kuarahy┤ame.

Con 18 a˝os de edad, se alistˇ en el ejercito y partiˇ al Chaco para ser protagonista de la contienda bÚlica. Finalizada la guerra, fue desmovilizado con el grado de Sargento Primero. Artista impenitente, volviˇ a los escenarios como glosista, m˙sico y mago de la compa˝ia de JosÚ L. Melgarejo.

En la actividad cÝvica, fue Secretario de Investigaciones y luego, miembro de la Cßmara de Representantes de la Naciˇn (hoy Cßmara de Diputados) durante el gobierno de Federico Chßvez.

El poeta de los humildes, como lo llamaban al vate de la poesÝa social, llevaba encendida la tea de la eterna rebeliˇn. Su espÝritu y su palabra no conocieron la moderaciˇn ni la prudencia en la actividad ciudadana, y esto le valiˇ el destierro. Partiˇ impelido por esta circunstancia al Brasil, donde falleciˇ el 20 de Mayo de 1966.

Sus restos que descansaban en el cementerio de Foz de Yguaz˙, Brasil, fueron trasladados a su ciudad natal, YpacaraÝ, en el mes de Setiembre de 1994.

Entre sus poesÝas musicalizadas, las mßs conocidas son: Che Mboe┤eharÚpe (un canto agradecido a la maestra de grado, la eterna juventud), y Che JazmÝn (testimonio de un amor perdurable, nacido al embrujo del paisaje campesino). El carßcter social de la poesÝa de Teodoro S. Mongelˇs estß vigorosamente representado por Ha Mboriahu, Minero Sapukßi, Che Reindy Ku˝a Koygua, Ha Cheta Retń Paraguay, Che Mandu┤ßvo, entre otras. TambiÚn son suyas las poesÝas Virginia, Guapo
Che Rymba Buey, Ne Ra┤arovo, Đasaindy Poty, Ipuku Che Pyhare, Đande Rekove, Ha Pilincho,
Jaguami, Ako Đane Ynambuni, Che Pykasut´, Pevarńpa Aju Jey, Escuelero PyharÚpe, Ku˝a ao
HumÝ, Kueheve Guare, Musiqueada JazmÝn Guype, Che Retń Jeguakarń
, por citar algunas.


(x) De la Revista Campa˝a Nacional del Đemorandu, que se hizo bajo la iniciativa de Oscar Nelson Safußn, con el apoyo de instituciones oficiales y privadas.

 

MemoriaViva

”Che mbo┤eharÚpe”:
Canto de amor a una maestra
(x)

 

....................................................................................................... por: Mario RubÚn ┴lvarez


Lo compuso Teodoro S. Mongelˇs, en una hora, inmediatamente despuÚs de una conversaciˇn. Epifanio MÚndez Fleitas la musicalizˇ. Y pronto ganˇ popularidad. Era 1950.

Sin piedad, de punta, el Sol caÝa sobre la siesta de San Solano, compa˝ia de San Pedro del Paranß, en el Departamento de Itap˙a.Epifanio MÚndez Fleitas disfrutaba en su valle de esos dÝas de gloria que el ejercicio del poder polÝtico - en el Partido Colorado- le proporcionaba a˙n, sin avaricia.

Sentado debajo de un mango, junto al caudillo y m˙sico, estaban tambiÚn Teodoro S. Mongelˇs,
CÚsar Medina y otros integrantes de la orquesta ”San Solano”. Con el calor, parecÝa que el tiempo se habÝa detenido en medio de ese asaje pyte perpetuo y polvoriento.

A los lejos, una se˝ora de luto desafiaba, con pasos seguros, esa encendida ausencia de caridad en la naturaleza.

-Amˇa piko ndaha┤Úi Đa Selmira -preguntˇ, desde su perezosa, Epifanio.
-Ha┤e hÝna-le respondiˇ un lugare˝o.
-EhenoimÝna ˝andÚve tou tahechami- pidiˇ entonces el polÝtico que navegaba en la cresta de la ola.

Al rato, secßndose el sudor, se aproximaba la anciana. Su rostro atestiguaba los golpes de los a˝os convertidos en arrugas, pero aun asÝ se negaba a ceder a la tiranÝa de la edad.

-Ne mandu┤a gueterÝpa che rehe- le preguntˇ el compositor.
-Nachemandu┤avÚima - le contestˇ ella, un tanto azorada.
-Che ko hÝna EpÝ, ne alumnokue-
-E┤a, nde piko hÝna ra┤e. Ma┤emÝna nde. Oje┤Úma voi chÚve la nde tuicha remandaha amo Paraguařpe- replicˇ, con la memoria completamente recobrada.
-Tamombe┤umÝna peŕme mßvapa ko karai-
continuˇ ya sin timidez- Che hÝna imbo┤ehare ha aikuaa porÔ chupe. Heta che quebrantava┤ekue che alumno tiÚmpope. Amo˝esűmivarÔ ha anambi tira porque i˝akÔhatÔiterei. Ava piko oimo┤Ôta ßgÔ tuichaite omandaha.

-Avy┤aiterei rohechßre, akˇinte ne ku˝ataţ guasu ha che che tujßma ahßvo. Ame┤ŕta ndÚve peteţ mba┤e tuichavÚva plßtagui, opave┤ va: ajapˇta ndÚve peteţ m˙sica. Ape Teodoro ohŕndupama la historia ha oscribÝta chÚve la letra- le prometiˇ MÚndez Fleitas, emocionado por el encuentro.

Teodoro, veloz y preciso, en una hora terminˇ los versos. A la mediatarde, con su guitarra, EpÝ ensayaba ya los primeros acordes de la m˙sica que le pondrÝa al poema inspirado en la conversaciˇn todavÝa fresca. Esto ocurrÝa alrededor de 1950.
Como expresaba,con una rica melodÝa, los sentimientos de los alumnos con respecto a sus maestras, pronto la obra ganˇ popularidad. Teodoro, pasando por alto la anÚcdota de San Solano, decÝa que habÝa escrito los versos en homenaje a sus maestras, entre ellas EloÝsa Galeano viuda de Delvalle, quien vive a˙n en GuarambarÚ y fue su profesora de cuarto grado, en Itß, en 1928.

Cuando Epifanio cayˇ en desgracia, con Stroessner, que veÝa en Úl un competidor peligroso, sus obras fueron prohibidas. Sin embargo, clandestinamente, desafiando a los pyrague y la represiˇn, Che mbo┤eharÚpe continuˇ viviendo en el Paraguay. No hubo manera de desterrar ese canto de amor a las maestras desde el alto nombre de la Maestra Selmira.

Este relato saliˇ de la memoria de JosÚ Magno Soler, quien lo recogiˇ de boca del maestro CÚsar Medina, testigo presencial de lo ocurrido en San Solano.


(x) Del diario ”┌LTIMA HORA” (El Correo Semanal), Asunciˇn, Paraguay; 7-8 de Noviembre de 1998.

 

CHE MBO┤EHAR╔PE


TamoapesÔ che ˝e┤ŕ mayma yvoty rekovia
Ha ipype toroa˝uÔ ko che py┤a renyhŕ
Hetßmi nde che mbo┤e che mitÔ┤Ýpe yma
Ha heta mba┤e porÔ aikuaa nderehae.

UpÚinte che karia┤y ko┤řte che mandu┤a
EtÚmi che akÔhatÔ ha heta roipy┤apy
Sapyßnte nde pochy pe che nambi reipoka
Ha nÚipamir˘ guarÔ vokˇikema rembyasy.

Hetß ko nderehae oiko chugui karia┤y
Ha ma˝eţpa itavy osŕ porÔ joaite
AjÚpane oimÚne ndave revy┤a nde juruvy
Rehecha ramo ipoty, omimbi nde rapekue.

Kokueve rohecha rehasa mombyrymi
Akˇi ne ku˝ataţ ava piko toimo┤Ô
Ha che katu che tuja, osŕ osŕma che atţ
Ha che rova anga icha┤ţ mbykřma che raperÔ.

Letra: Teodoro S. Mongelˇs
M˙sica: Epifanio MÚndez Fleitas
(X)

CHE JAZM═N

Nde poty morotÝmÝre che jazmÝnpe
Rohenˇiva
Ha mano rohechahßpe hi┤ÔitÚva rohŕtŘ
RemimbÝgui pyharÚr÷ ˝asaindyndie
RejoapÝva
Ha je aipo che angatarńnte ko yvy ßri
Nde reju.

Rehayh˙gui opurahÚiva kyre┤ 
Ha ava ˝e┤Űme
Rehayh˙gui che ahayh˙va Paraguay
Đane retń
PÚina agń ndevehßma rohypři
Che ˝angekˇipe
Ha aniangßkena ojupÚnte tesarßipe japyta.

Ndehegui ko che arekˇma pete´ mba┤e
Hepyva
Ha oje┤ove┤  va┤erńma che py┤ßgui mar÷ve
Pytumby ˝ane a˝ohßpe mborayhu
Hypyvehßra
Đoavi┤Ř juru pytÚpe ˝ame┤Ű vaekue ojupe.

Pe vy ß uper÷ guare ko che ˝e┤ńgui
NdopivÚiva
Ha amonoha ßra ahˇne yvyguřpe chendive
Pevarńpa jaipotßne pe mayma
Ohecha ramˇva
Pevarapa Đandejßra mborayhu chÚve omo┤e.


Letra Teodoro S. Mongelˇs:
M˙sica: Epifanio MÚndez Fleitas
(X)
HA…CHE RET┬ PARAGUAY (01)

Ha..Che retń Paraguay
PÚichaitepa ne porń
Remimbi, rejajaipa
Ha anga ku nande po┤ńi,
Mamove ndojehechai
Mokoi upe ndeichagua
Ha ikatu poku vaerń
Re pu┤ń che Paraguay.

Hi┤aitema rehecha
Repo rejetyvyro,
Ha upÚvo tove toso
Hasy peve pe ne sń
Yvßgare repu┤ń
Ko┤yte eje pytaso,
Ha ore, pe ore coraz÷
Tove taipiro┤ypa.

Mayma ne membytee
Hi┤ama ro pytu┤u,
Topa mi pe jepoyhu,
Đorairo ha pokarŰ.

Ha┤avÚmante oreave
Tesaype rejahu
Hi┤ama ore porayhu
Ipoty ha o˝e˝ope.

Ha…Che retń Paraguay
Piko peichante vaerń,
Ne memby nde rayhuva
Nderehe nda ore po┤ai
Epˇna ha esapukßi
Emondoho pe ne sń
Topami teko asyeta,
Ha…Che retń Paraguay.

Letra: Teodoro S. Mongelˇs
M˙sica: Emilio Bigi

 

(1) Escuche Ústa poesÝa en la pßgina principal, real audio, en la voz de Rudi Torga.
(X) Mßs informaciˇn sobre Epifanio MÚndez Fleitas:
http://www.anselm.edu/homepage/tmfaith/epifanio.html

 Memoria Viva

  

Nde resa kuarahy'Ńme",
o el encanto de una mirada (x)

 Fue escrito por Teodoro S. Mongelˇs para la actriz Mirna Veneroso. El poeta quedˇ prendado de sus hermosos ojos. Y tradujo en una metßfora sus pensamientos

                                                            por: Mario RubÚn └lvarez

 Cuentan que una vez el poeta Teodoro S. Mongelˇs (1914-1966) tropezˇ con Emiliano R. Fernßndez (1894-1949) en un almacÚn. Habrß sido alrededor de 1940. Ya el ypacaraiense habÝa escrito Nde resa kuarahy'Ńme, con m˙sica del maestro Julißn Alarcˇn.

 -Nde che ra┤y- le espetˇ con aire de superioridad, a modo de saludo, Emiliano al que llegaba.

-Ahendu niko rejapo "Nde resa kuarahy┤Ńme" ha tuicha rejavy. Đande resa niko naikuarahy┤Ńi, ˝ande ropÚako pe ikuarahy┤Ńva-

 -E┤a Emiliano. Mba┤Úicha piko ndehegui oka˝yta chÚpa mba┤e pe ha┤esÚva. Che nda┤Úi katuete ˝ande resa ikuarahy┤Ńha. Aipur˙nte ko pe hÚreva "lenguaje poÚtico"- le contestˇ el otro, que conocÝa su oficio.

 -O´ porŃ. Reikuaßmbo ra┤e pe rejapˇva- concluyˇ entonces el que habÝa "tanteado" a su colega. Juntos compartieron unas copas y lo ocurrido quedˇ en la anÚcdota. Tiempo despuÚs, ambos se enfrentarÝan a raÝz de un poema publicado por Teodoro y respondido por Emiliano, durante el gobierno del general MorÝnigo

Nde resa kuarahy┤Ńme fue escrito despuÚs de la finalizaciˇn de la guerra contra Bolivia, en la segunda mitad de la dÚcada del ┤30, para Mirna Veneroso, que a˙n vive. Teodoro le habÝa conocido en la Compa˝ia de Teatro de Julio Correa, de la que ambos formaron parte. El vate quedˇ encantado con sus ojos, que a˙n hoy siguen siendo hermosos. Ella estaba en la flor de la edad con sus 22 a˝os y su belleza deslumbrante. "╔l mirˇ mis ojos y despuÚs ya me trajo la poesÝa" relata la actriz.

Mongelˇs, para expresar su admiraciˇn, buscˇ una matßfora que tradujera sus pensamientos. Nde resa kuarahy┤Ńme no es la sombra literal sino la mirada. Si bien Mirna asegura que entre ellos no hubo nada, salvo un cari˝o fraterno, Teodoro deja entrever que Úl estaba prendado de ella. Por eso habrÝa dicho, refiriÚndose a los ojos de la destinataria de la obra, "vevuiminte ahŰtusÚva". Mencionˇ una parte, apuntando al todo.

Es claro tambiÚn que Teodoro aspiraba vivir en la cercanÝa de esa mirada que le cautivˇ. Al decir que deseaba descansar, tanto vivo como muerto, en su proximidad, expresaba una intenciˇn mßs que circunstancial.

Si bien en vida Mirna no pudo cumplir los deseos de su hermano -asÝ le llama-, porque sus pasos tomaron rumbos diferentes, tras la repatriaciˇn de los restos de Teodoro S. Mongelˇs, ella vuelve realidad aquel pedido, que se extiende a la memoria, el poeta duerme en su amada YpacaraÝ.



Mirna Veneroso 

    Nde resa kuarahy┤Ńme

Sapy┤ßntepa ikat˙ne kuarahy pytu ak˙gui
nde resa kuarahy┤Ńme aguahŰ apyty┤umi
ndijavyinteva ku chÚve ysat´ opup˙va hÝna
amambßi roky apytÚpe nde resakuÚra mimÝ.

 PyharÚpa rehechßva ˝asaindy pereperÚpe
jasymi oike ha osŰva araÝpe o˝emo┤Ń
ha ndave ku upeichaitÚva rejere ha rejerÚvo
omimbi ha i˝ypytŘva nde resa kuarahy┤Ń. 

Ajuhu mba┤e iporŃva che py┤a guive ahayh˙va
yvypˇrape omo´va jeguakßramo TupŃ
ysyry rendaguemÝcha hovyŘ ha ipyko┤Űva
vevuimÝnte ahŰtusÚva nde resa kuarahy┤Ń. 

Reikuaßma aarohoryva reikuaßma mamoitÚpa
sapy┤a amanoha ßra ikat˙ne che ˝oty
che rejßntekena Mirna nde resa kuarahy┤Ńme
tosyry jepi anga che ßri tapia nde resay

Letra: Teodoro S. Mongelˇs
M˙sica: Julißn Alarcˇn

 

(x) Del diario ┌LTIMA HORA (El Correo Semanal), 22-23 de agosto de l998 (Asunciˇn,  Paraguay)

 

EloÝsa Galeano Vda. de Delvalle

  

                             "TEODORO S. MONGELËS FUE MI POETA EN MINIATURA" (x)

 por: Martha Escurra

 

                                                                                                                                                     

 Ella fue maestra de Teodoro S. Mongelˇs, el llamado "poeta de los humildes", a quien recuerda como un ni˝o bastante travieso, imagen que quedˇ grabada en su memoria, tanto que a la hora de  definirlo dice: "El fue mi poeta en miniatura". DespuÚs de abandonar la escuela donde ense˝aba, nunca mßs supo de Úl, hasta que un dÝa cuando fue sorprendida en un abrazo en medio de un espectßculo artÝstico donde se encontraba con su esposo e hijos. Ella es EloÝsa Galeano Vda. de Delvalle.

 

A sus 91 a˝os, vive modestamente en una casa a escasas cuadras del centro de la ciudad de GuarambarÚ. Aunque es ite˝a, en su juventud se trasladˇ a la citada comunidad en busca de mejores horizontes laborales. Trabajˇ como maestra de primaria durante 33 a˝os, en el transcurso de los cuales tuvo la oportunidad de conocer y de cierta forma encaminar la vocaciˇn poÚtica de un notable escritor compatriota: Teodoro S. Mongelˇs, pues fue su profesora en el cuarto grado.

 "Como alumno, muy bueno, un chiquillo inteligente, vivo y muy cari˝oso conmigo. Era cabezudo, caracterÝstica propia de los ni˝os, especialmente de los inteligentes".

 Para ella, se trataba de un semillero de poesÝas, pues, seg˙n cuenta, a manera de travesura Úl hablaba en rimas la mayor parte del tiempo en clase. "Cuando dßbamos conjugaciˇn, el agregaba

versos a los verbos, hacÝa notables frases poÚticas. Por el hecho de ser diferente, era un tanto incomprendido por sus compa˝eritos, que lo llamaban tavyrˇn", recordˇ do˝a EloÝsa, que en su

casa cuenta con un jardÝn lleno de plantas ornamentales y algunas frutales a las que dedica parte de su tiempo. En las ma˝anas o en las tardes siempre encuentra alg˙n "hueco" para llegarse hasta las escuelas y llevar "cositas", como ella llama, a los ni˝os.

Requerida por una anÚcdota, la entrevistada recordˇ dos. Una, la de la clase de ciencias naturales (anteriormente llamada conocimientos ˙tiles), donde cada alumno debÝa llevar un vegetal y explicar su clase y sus utilidades. "El apareciˇ con un typycha hu. Contˇ a la clase de las caracterÝsticas del yuyo y cuando le requerÝ la utilidad, dijo que contaba con unas flores muy bonitas ┤Parecieran un montˇn de mariposas que van volando entre nubes┤, me dijo. Eso me sorprendiˇ y a partir de ahÝ comencÚ a alentarlo y a prestar mayor atenciˇn a sus inspiraciones", dijo.

╔l tenÝa 11 a˝os, cuando ella abandonˇ Itß -su pueblo natal-, y se trasladˇ a GuarambarÚ a cubrir una vacancia en la escuela local. "Desde esa vez, nunca mßs lo vÝ. Pero el tiempo en que estuve a su lado lo incentivÚ a que escribiera y a que se cultive mßs en el campo poÚtico", confesˇ.

Casada y con dos hijos, un dÝa EloÝsa decidiˇ ir a un espectßculo ofrecido por el elenco "Julio Correa"." HabÝa sido que uno de los artistas del elenco era Úl. Estando sentada en un palco con mi familia se arrimˇ un joven y se dirigiˇ a mi esposo, diciÚndole:┤ Es usted el marido de la se˝orita EloÝsa ?┤ Y luego se echˇ para mi persona con un abrazo y me levantˇ. Me asustÚ, mis chicos lloraron y mi marido quedˇ sorprendido", contˇ. "Soy Teodoro Salvador Mongelˇs, de Itß", dijo la voz masculina que ella no identificada. Lo mirˇ y se echˇ a llorar mientras escuchaba otra de las frases imborrables que quedaron hasta hoy en su mente:

"El otro dÝa la vÝ cruzar por la plaza muy linda y muy joven como siempre. Yo ya estoy viejo, arrugado y con canas". (xx)

(x) Del diario ABC COLOR (Nosotras), 7 de mayo de 1998 (Asunciˇn, Paraguay)

(xx) En Real Audio (2da. Parte de la Pßgina Principal), esuche en la voz de Oscar Escobar la versiˇn en guaranÝ de "Che Mbo┤e HarÚpe" (texto original) de Teodoro S. Mongelˇs y Epifanio MÚndez Fleitas.